El cerebro recibe de la materia las percepciones que constituyen su alimento, y se las devuelve en forma de movimiento…
Movimiento libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *